Arbeloa: el espía del líder

Publicado: junio 20, 2013 en Economia, Empresa, Gestión, Liderazgo
Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , ,

arbeloa 2

Muchos acusan a Mourinho de desterrar a Iker Casillas de su tierra patria, el espacio delimitado por una área pequeña y 3 palos que se sitúa una semana en el Santiago Bernabeu y otra en terreno rival, y que ha gobernado imperturbablemente durante casi 15 años.

La llegada de José Mourinho al banquillo del Real Madrid alimentó aún más los minutos de Casillas en el campo, hasta que algo sucedió a principios de 2013. Se abrió una guerra cruzada de declaraciones y suplencias. No se ha explicado claramente en ningún sitio, pero ha quedado patente que la relación se rompió, y Casillas no volvió a defender la portería blanca en toda la temporada. Si bien este caso podría ser uno más en el mundo del deporte, el factor que Casillas sea el capitán, y José Mourinho el entrenador, desata cierta controversia, expresada en su mayor amplitud en la grada de Chamartín, y en el vestuario blanco.

Dos de los tres líderes del Real Madrid enfrentados por un ideal futbolístico y visiones del liderazgo diferentes, creando una fractura social difícilmente reparable en el corto tiempo.  ¿Qué tipo de líderes son?

José Mourinho es un líder dictador y autocrático. O lo que es lo mismo, es un líder que fuerza sus propias ideas en el grupo, es inflexible y le gusta ordenar y destruir la creatividad del grupo. Toma las decisiones sin necesidad de justificarlas y los criterios de evaluación no son conocidos por el grupo. Es ególatra, se atribuye los méritos de los éxitos y culpa al grupo en las derrotas.

Iker Casillas es un líder lateral. Es un líder que está en el mismo rango que sus compañeros pero que influye en las personas de su mismo nivel para conseguir objetivos. Es la vaca sagrada del vestuario, el que tienen más experiencia y más títulos, y el único que queda de la última hornada de canteranos. Lidera con su ejemplo. Es el emblema del madridismo y de la selección española.

Y, ¿qué pinta Arbeloa en esta guerra de líderes? Arbeloa es un súbdito del reinado de Mourinho, es el príncipe descartado por la princesa, es el patito feo de la familia. Arbeloa, desde la llegada de Mourinho, conocedor de sus limitaciones técnicas, optó por obedecer al límite las órdenes de su jefe. Así se garantizaba minutos. Mientras las cosas han ido bien (Copa del Rey la primera temporada, Liga de los 100 puntos la segunda), todo el mundo ha alabado el nivel de compromiso de Arbeloa. Por otra parte, se obviaba la agresividad en los derbis, la incapacidad ofensiva, las limitaciones técnicas.

Arbeloa

¿Cuándo ha estallado la burbuja Arbeloa? En el momento en que se ha posicionado, y contrariamente a la mayoría de sus compañeros, ha decidido apoyar al Líder Dictador, y dejar en evidencia a su Capitán, al líder verdadero del vestuario, que al fin y al cabo, es al que seguro que tendrá que ver cada mañana cuando llegue a Valdebebas. Arbeloa ha sido el espía del líder, el infiltrado en el vestuario, y al verse desprotegido con la salida de Mourinho del club, ha decidido morir matando, ha seguido disparando contra sus compañeros, criticándolos por no apoyar al entrenador.

Imaginaros una empresa con gran capacidad de presupuesto, en la que la plantilla es altamente cualificada y los proyectos son intensivos en recursos económicos y personas. Imaginaros pues una empresa de Consultoría Estratégica. El socio director del proyecto en el que estáis es José Mourinho. Iker Casillas es el gerente del proyecto. El que para los golpes y las decisiones del socio. Iker es el que lidera el grupo, el que pone el ejemplo de cómo hacer las cosas, es el que llega antes a la oficina y el que se va más tarde, el que más se implica.

Ante una situación límite en la que se plantea una crisis de grupo, a quién le extenderías tu mano para ayudarle? ¿Con quién te irías a tomar una cerveza después de trabajar para comentar temas de trabajo y personales? ¿Con quién trabajarías codo a codo para levantar un proyecto que parece que se hunde? ¿Aceptarías trabajar bajo el mando de un líder dictatorial famoso que garantiza éxitos?

Mi gran duda es cómo entrará Arbeloa al vestuario el primer día de pretemporada? Con qué cara mirará a sus compañeros? El código de un vestuario es el respeto entre iguales, el apoyo y la confianza. Una vez rompes esto, dejas de ser compañero de vestuario, ya no eres uno más. Pasas a ser colega de profesión.

Un grupo siempre debe tener un líder que decida, pero el líder debe ser capaz de adaptarse a los liderados. Un liderazgo autocrático y dictatorial puede funcionar en el ejército o en ciertas comunidades. En un grupo de futbolistas de élite puedes tener la fortuna de que confraternicen y te idealicen, o que generes un rechazo tal que la única vía de escape sea la salida del vestuario. Lo que el grupo jamás permitirá, es que alguno de dentro rompa el pacto de unión para un beneficio individual que pueda perjudicar al resto.

Si yo estuviera en la situación de Arbeloa, hubiera optado por defender a mi capitán en privado, en el vestuario, que es donde se solucionan los problemas de un equipo. Lo que tengo claro, es que no me gustaría estar en la piel de Arbeloa el primer día de pretemporada.

Linker

comentarios
  1. knowthing dice:

    ¿Y tú, cómo te habrías posicionado? ¿Obviando los protagonistas de la historia, quién sería tu modelo de liderazgo? ¿Qué tipo de liderazgo te gustaría recibir en la empresa en la que trabajas?

  2. MorteroVG dice:

    Yo defiendo al Líder de la VG. La mano derecha siempre estarà al lado del Líder.
    Urra!!

Deja tu Respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s