Éxito profesional vs. Éxito vital

Publicado: marzo 14, 2013 en Empresa, Liderazgo, Responsabilidad, Uncategorized
Etiquetas:, , , ,

Hace unos días leí un artículo que cuenta que una enfermera de curas paliativas plasmó en un libro los 5 lamentos más frecuentes de las personas a punto de morir, según sus experiencias en clínicas y hospitales. Concretamente, los lamentos son 5:

1)  “Me habría gustado tener la valentía para vivir la vida que realmente quería, no la que esperaban otros de mí”

2)  “Me gustaría haber trabajado menos”

3)  “Desearía haber tenido el coraje suficiente para expresar mis sentimientos”

4)  “Me gustaría no haber perdido el contacto con mis amigos”

5)  “Tendría que haberme permitido ser más feliz”

De los 5 puntos mencionados, el primero fue el que me llamó más la atención, ya que el resto, a mi entender podían ser más previsibles a priori.

En la sociedad que tenemos actualmente en los países llamados desarrollados, queramos o no, tendemos a clasificar a la gente como triunfadora y perdedora, exitosa y fracasada – debido en parte al sistema meritocrático que tenemos implantado, que por otra ha traído muchos beneficios como más igualdad de oportunidades. Por ejemplo, si vemos a alguien con un Ferrari por la calle solemos decir: “ha triunfado en la vida”, “se gana bien la vida”, “tiene un buen trabajo”. El objetivo implícito de la sociedad, pues, parece que es “tener éxito”. Todos buscamos el éxito. El término éxito muchas veces se asocia a un estado que permite obtener bienes materiales presuntamente preciados, con lo que tener estos bienes conlleva un cierto status y reconocimiento de la sociedad.

Para algunas personas, pues, tener éxito en la vida significará tener un velero. Para otras, crear una familia y dar la mejor formación posible a los hijos. Para otros será no estar ligado a nada ni a nadie y poder decidir en cualquier etapa de la vida por uno mismo, sin depender de pareja o hijos. Para otros, éxito puede significar ser cirujano.

Yo no soy nadie para entrar a valorar ni juzgar los estándares de éxito de las personas, sean los que sean. Lo que sí me cuestiono, es si este éxito que supuestamente tanto anhelamos, es el que realmente queremos, o lo queremos porque es lo que la sociedad considera éxito. Es decir, ¿estamos valorando el éxito personal en función de unos parámetros definidos por nosotros o por la sociedad? Si se trata del segundo caso, ¿deberíamos vivir bajo los estándares de las otras personas? ¿Nos convertiría en prisioneros de la sociedad? ¿Estaríamos, de alguna forma, viviendo la vida de estas personas en detrimento de la propia de cada uno? ¿Por qué no creamos una definición propia de éxito, y vivimos bajo estos estándares?

Algunas de estas cuestiones de las pregunta Alain de Botton en una brillante conferencia en TED.

Mi propia definición de éxito personal, entronca con la idea de al irse a la cama y pensar que lo que uno ha hecho durante aquel día le hace estar satisfecho consigo mismo. Porque como dijo A. Einstein: “No trates de convertirte en una persona de éxito, sino en una persona de valores”.

 

NAUJIP

comentarios
  1. knowthing dice:

    ¿Consideras tu vida un éxito? ¿En base a qué variables?

  2. Divagando el jueves noche dice:

    Al usar la palabra éxito para mi representa un fin que solo puede determinarse en el fin de nuestra vida, pues representa un todo. El caso es que el hombre es un animal racional que existe en la naturaleza y como tal se alimenta del conocimiento que adquiere, así pues, de forma innata el hombre tiende a buscar siempre el porque (la verdad detrás de todo), y según cada individuo lo enfoca a una verdad distinta, que en algunos casos será el tenerlo todo, otros el saberlo todo, otros el relacionarse con todo… el caso es que ese éxito será una valoración subjetiva que haga ese individuo en el fin de su vida, y nunca un éxito completo ya que el hombre como he dicho anteriormente tiende al todo, pero como individuo nunca podrá conseguirlo, por su condición de ser efímero.

    Pd: que mal me ha hecho la filosofía xD Muy buen post.

  3. knowthing dice:

    Gracias por tu aportación, muy interesantes tus divagaciones🙂
    Estamos de acuerdo en el hecho que cada persona tendrá una manera distinta de definir el éxito, según su subjetividad. Según tu opinión, nunca llegamos al éxito completo por ser efímeros. En este caso e éxito sería como un incentivo a mejorar aunque sepamos que no podemos llegar al éxito completo. Como se comenta en el artículo, esta definición de éxito es tan buena como cualquier otra, teniendo en cuenta que es la tuya propia.

    Gracias y saludos

  4. Kritikosum dice:

    Expreso aquí públicamente lo que Naujip ya sabe, la reflexión es muy buena. Más allá de la opinión de cada uno, yo tengo otra opinión respecto a las expresadas, creo muy interesante matizar en un momento como hoy, el alcance real del éxito. Normalmente asociado al materialismo occidental, el éxito como cualquier otro concepto debe desarrollarse desde una óptica más amplia. El motivo es claro: unas veces descubriremos otras realidades, otras veces no, pero siempre nos aproximaremos mejor a lo que nosotros realmente somos. El éxito para mí hoy día es una trampa que permite comercializar con el ego. Pero esta es tan sólo mi opinión y el verdadero valor del post es su reflexión y búsqueda de nuevos prismas. Gracias Naujip, gracias Divagador de jueves noche.

  5. Víctor Torres dice:

    Personalmente creo que hay tantas fórmulas de éxito como individuos y, siempre que nuestra fórmula no transgreda la libertad ni los derechos de los demás, empieza en realidad por entender y tomar conciencia de qué nos hace felices, y se consigue al lograr acercarnos a esas metas aunque sea un poco cada día, disfrutando del camino, sin obsesionarnos con el destino. Alimentando así nuestra felicidad a diario, a pesar de las dificultades y contratiempos, nos será más fácil vencer las adversidades y ya estaremos logrando ese éxito, saboreándolo cada noche al ir a dormir. Creo también que podríamos identificar algunos elementos comunes en todos los que son realmente exitosos, ya sean famosos o completamente anónimos: saber qué queremos, marcarnos un plan personal aunque a veces sea de forma inconsciente, responsabilidad, esfuerzo, tesón, disciplina, emprender y aprender de los errores, tener equilibrio personal, saber rodearse de aquellos ingredientes adecuados para esas metas, no olvidar la estrategia sin dejar que el día a día nos desvíe y revisándola de vez en cuando para hacer los ajustes necesarios, etc
    También creo que los factores de felicidad y metas en la vida de todos son cambiantes,porque nosotros cambiamos con el tiempo y nuestra experiencia vital, y un cambio de rumbo en cualquier momento no implica que antes estuviésemos equivocados, porque entonces también éramos felices con lo que creíamos eran nuestras metas y todo eso que hicimos nos ha convertido en lo que somos, para bien o para mal.

  6. Naujip dice:

    Gracias por las aportaciones, Kritikosum y Víctor.

    En efecto, mi post no pretendía definir el éxito de una manera categórica, sino precisamente lo contrario, parafraseando el gran Kritikosum, la búsqueda de nuevos prismas. Creo que en el mismo hecho de cuestionarnos qué éxito estamos buscando ya es el primer paso, con lo que ya estamos más cerca de él.

    Por otra parte, muy interesante lo que apuntas Víctor, referente a que el éxito difiere para cada momento para una misma persona, ya que tal como dijo Ortega y Gasset, “el hombre es él y su circunstancias”.

    Muchas gracias de nuevo a los dos por las contribución a Knowthing

Deja tu Respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s