Dime si sueñas y te diré infeliz!

Publicado: marzo 7, 2013 en Uncategorized
Etiquetas:, , , , , ,

Dreams

Bajo este polémico titular se esconde una de las reflexiones más interesantes que nunca escuché. Siempre he sentido un interés, dotado de cierto misticismo, hacía el mundo de la psicología y, por extensión, de los sueños. Son muchas las mentes brillantes que han dedicado su vida al estudio de esta ciencia, pero desconocía algunas de las conexiones que el mundo onírico tiene con conceptos tan grandilocuentes y ancestrales como la religión o la felicidad.

Todo empieza bajo la premisa que <<los seres humanos que menos influencias han sufrido de la cultura moderna (colonias de aborígenes de las densas selvas de la India, Burma y Tailandia), no sueñan>>.  No sólo no sueñan, sino que en su ideario y, por supuesto, en su vocabulario, no existe el concepto de “sueño”.  Este hallazgo fue experimentado por expediciones de cristianos que pretendían evangelizar a tribus asiáticas. ¿Por qué? Os estaréis preguntando… El motivo es que la gente que no experimenta represión alguna más allá de la natural no tiene la necesidad de soñar.  Esto es difícil de comprender desde la óptica del mundo occidental, donde mantener la mente en blanco, conectada a nuestra consciencia, puede ser algo imposible, un anhelo de unos locos llamados “yoggies”.

Demos un paso adelante, los sueños son (de manera básica pero acorde a la ciencia occidental) un mecanismo de defensa de lo procesado durante el día. Un proceso necesario para equilibrar el cuerpo y la mente para un nuevo día. Existen distintos niveles de sueño, cuyos niveles más superficiales se caracterizan por poder recordar los sueños. Otras veces, el sueño es más profundo y no casi no podemos recordar el sueño y apenas recordamos las sensaciones que el sueño nos ha dejado. Pocas veces dormimos y no soñamos. Y no soñar es la consecuencia de estar libre de prejuicios, manipulaciones, represiones… Los sueños más superficiales te conectan a esferas de la vida; dormir sin soñar es estar lejos de la vida, en la conciencia, en un estado superior donde la intuición emerge y se conecta con el ahora. Algunas veces la vida cotidiana nos deja entrever esta visión y en momentos de cansancio extremo, como puede ser después de una competición deportiva de máxima exigencia, el cuerpo exhausto experimenta una sensación de desconexión liberadora sin sueños. Esta sensación extraña, liviana, es tu consciencia.

Ante esta exposición y si le dais el beneficio de la duda (recuerdo que la duda es el primer paso para adentrarse a una nueva realidad, véase Post: Una cárcel llamada duda https://knowthing.wordpress.com/2013/01/17/una-carcel-llamada-duda/) podríamos concluir que nunca podremos dejar de soñar.

Los sueños están en todas partes. Nuestra sociedad los ha promovido con el fin de mantener nuestra mente lejos de nuestra conciencia. Tal vez nuestra mente tiene que dejar de soñar y nuestra consciencia tiene que despertar y darse cuenta que la represión no es tan natural como pensamos. Todas nuestras metas, objetivos y anhelos deben surgir de vivir la realidad actual.  Tenemos que dormir sin soñar y esto realmente significará que nuestros objetivos están más cerca. Desde mi punto de vista, el sueño podría ser un eufemismo peligroso para asegurar algún patrón de comportamiento antinatural introducido artificialmente por nuestra cultura religiosa y/o económica. ¿Consideráis natural y sano el ritmo de vida occidental con sus largas jornadas de trabajo? ¿Os sentís felices con vuestras vidas o soñáis con una vida mejor? A mi parecer, soñar tanto es fruto de las represiones cotidianas con las que tenemos que convivir y hay estamentos de esta sociedad que salen claramente beneficiados (ya sabéis cuales)…

Walpapers-Dali-807575

Kritikosum

comentarios
  1. knowthing dice:

    ¿Crees realmente que soñar mucho es muestra de infelicidad?
    ¿Por qué crees que el pensamiento oriental trata de buscar la riqueza espiritual en lugar de la material?

    • Maite dice:

      Yo diría sueña sin dormir y trabaja para que tus sueños se hagan realidad

      • Kritikosum dice:

        Gracias por el comentario Maite. Estamos de acuerdo, debemos dormir sin soñar. Dormir no debe ser el refugio de encontrar aquello que queremos y anhelamos. Debemos reprimirnos menos y hacer despierto aquello que realmente deseamos. Gracias de nuevo y estaríamos encantados de publicar un post tuyo si te animas.

Deja tu Respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s