¿Sociedad de inmigrantes españoles?

Publicado: febrero 14, 2013 en Sociedad
Etiquetas:, , , , , , , , ,

Hace unos meses, en Knowthing, publicamos un par de artículos sobre la nueva emigración española, el motivo por el cual los jóvenes se van del país y lo que puede comportar para nuestro y su futuro. Hoy quiero plantear ese mismo concepto, la emigración, desde el punto de vista opuesto, es decir, la inmigración.

Sin embargo, no voy a hablar de la inmigración que llega a España cada año, que por lo que parece se ha estancado y empezó incluso a decrecer desde hace un par de años como indica el INE.

Evol_Poblacion_Extranjera_Espana

 

Si no sobre aquella segunda y tercera generación de inmigrantes, es decir, los hijos de aquellos que llegaron hace ya años y que están más que establecidos (lo que no significa, en muchos casos, integrados).

El otro día, con motivo de las fiestas navideñas, paseaba por un centro comercial cuando vi a una chiquilla de 10-12 años, de fisonomía asiática, hablando un catalán más que perfecto. En las escuelas los niños de origen africano, magrebí o sudamericano hablan  con acento del sur de España, argot  gallego o acento madrileño.

Esto me llevó a reflexionar sobre el tipo de sociedad que nos encontraremos en 20 años, comparada con la sociedad en la que vivimos actualmente.

Cuando pensamos en la sociedad española actual, no muy abierta de miras, si se me permite la licencia, e incluimos la variable inmigración, nos encontramos con una sociedad estratificada, separada, o incluso aislada, donde los grupos étnicos se reúnen en ciertos círculos y forman lo que toda la vida se ha llamado guetos. Algunos de los ejemplos más claros son barrios donde se concentran estos grupos, o cierta tipología de establecimientos o categorías profesionales (restaurantes con camareros vietnamitas, tiendas de todo a cien chinas, 24 horas de pakistaníes, …).

Sin embargo, ¿qué pasará de aquí a 20 años, cuando esa segunda y tercera generación forme parte de “nuestra sociedad”?.

Haciendo un ejercicio de abstracción, y un poco idealista, imagino que estas personas se integrarán en todos los estratos de la sociedad y de la vida española. Una integración de este tipo debería hacer incrementar la aceptación de estas personas y habituarse a la convivencia con ellas. En una visión simplista, la desaparición del racismo.

Esto debería venir de la mano de una reducción de los  guetos étnicos, la diversidad racial en los grupos de amigos o entornos laborales, y finalmente en un incremento de los matrimonios interraciales, entre otras muchas características.

La glocalización dejaría de ser un simple concepto económico para convertirse en un fenómeno social.

Esto nos afectaría también a nivel económico, ya que la predisposición a abrirse a mercados internacionales sería mucho mayor. Y no sólo la predisposición, sino también la capacidad de hacerlo, ya que una sociedad que integre en su mundo laboral una diversidad multicultural como la que presentamos supondría una renovación de la visión del mundo y una posibilidad acercamiento a nuevas culturas.

Este proceso, que en ningún caso es corto ni sencillo, supondría la evolución de una sociedad como la española hacia una sociedad integrada con las nuevas generaciones de españoles, de orígenes distintos pero de características y educación similares.

Sin embargo, como decía, ese es un ejercicio un poco idealista y simplista de imaginación. La realidad y la historia de otros casos similares nos demuestran que esta abstracción posee pocas probabilidades de éxito.

El caso más cercano es el de Francia. Un país con una inmigración más que integrada en la sociedad, en que los nietos y bisnietos de inmigrantes se encuentran ya en todos los estratos de la sociedad. Estos forman parte de la sociedad francesa, y se sienten tan franceses como los propios parisinos. Y a pesar de ello, el racismo está a la orden del día en la mayoría de las grandes ciudades de ese país.

Esta integración se hace aún más difícil en contextos de crisis económica o de no-crecimiento. En Francia los actos racistas se han multiplicado por cuatro en los últimos 5 años (Artículo interesante que refleja el cambio de políticas de inmigración en épocas de crisis  – “Informe España 2011” realizado por la Fundación Encuentro http://www.fundencuentro.org/informe_espana/descargar.php?id=2011-C4)

Teniendo en cuenta el futuro que se prevé para España durante los próximos 5 a 10 años, ¿podemos creer que este proceso de integración pueda seguir su ritmo hacia el punto “idealista” que mencionábamos?

Si sabemos que la educación (primaria y universitaria) y la cultura juegan un papel esencial en todo este proceso de integración multicultural, ¿hasta qué punto pueden los actuales recortes en estos dos ámbitos afectar este proceso?

“… y recordar, esta sociedad futura debe depender de nosotros, pues seremos nosotros quienes deberán vivir en ella”

L’emigrant

comentarios
  1. knowthing dice:

    ¿Es posible la integración de la 3ª generación de inmigrantes en la sociedad española?

Deja tu Respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s