Una cárcel llamada duda.

Publicado: enero 17, 2013 en Liderazgo, Responsabilidad, Sociedad, Uncategorized
Etiquetas:, ,

duda

Hace un tiempo que llevo reflexionando sobre qué instrumento hay detrás de la comprensión de ciertos fenómenos que paulatinamente ocurren en nuestra sociedad. En otras palabras y armándome de valor, en cómo la mayoría de la sociedad no es consciente de otra realidad que puede haber detrás de ciertos fenómenos ocurridos a lo largo de nuestra historia. No quiero decir que yo conozca la verdad detrás de los ejemplos que ofreceré, sino que el fenómeno psicológico detrás de la duda, nos permite pensar más allá de lo aparente establecido por nuestra mente.

El fenómeno psicológico detrás es simple, una vez tenemos instaurada en nuestra mente una idea (ejemplo: mi casa tiene forma cuadrada), sólo procederemos a tirar para atrás esta idea cuando el 100% de la evidencia constate lo contrario. Aunque haya indicios de otra realidad, incluso indicios probados, mientras haya una corriente de pensamiento que sustente nuestra primera concepción de una idea, nuestra mente se mantendrá anclada a la primera realidad, ofreciendo tan sólo el beneficio de la duda a la segunda realidad. De esta manera, la duda te mantiene fuera de la nueva realidad por unos axiomas pasados creando así lo que yo denomino como “la cárcel de la duda”. Este fenómeno en el caso de “la forma de mi casa” puede ser realmente considerado una estupidez, pero puede ser de gran relevancia cuando cambiamos la idea preconcebida. Por ejemplo, ¿realmente hubo un ataque islamista en el archifamoso 11-S? No se puede negar que en este caso la idea y sus implicaciones asociadas son de otra magnitud. Realmente, aquí es mucho más difícil cambiar nuestra opinión porque la teoría oficial todos la sabemos y ha sido validada por personajes de veracidad contrastada en el orden político internacional.

Pero hagamos un experimento, sabiendo que la mente funciona como he explicado, ¿qué os suscita este documental?

 

Soy consciente de lo pantanoso de este terreno, pero la teoría detrás de “la cárcel de la duda” puede ser aplicada a infinidad de concepciones preestablecidas en todos los campos de nuestra realidad: política, filosofía, economía, sociedad… Creamos o no en realidades fuera de las versiones oficiales, la mente sigue siendo un arma tan poderosa, que su pensamiento es siempre libre. No tengamos miedo a dudar, porque las ideas pueden existir a pesar de las dudas y las dudas desaparecen con la fuerza de las ideas y del tiempo, porque como dijo Kant: “el tiempo no tiene una realidad fuera de nuestra mente”.

duda1

PD: Para los lectores más inmovilistas, soy consciente que esta teoría, a pesar de tener sustento científico en el campo de la psicología, no tiene validación empírica por imposibilidad de la modulación de las variables afectadas, pero creo que sirve para explicar por qué tanta gente de hoy en día sigue con los ojos cerrados a ciertos episodios de fatales consecuencias para la mayoría de los seres humanos que presentan dudas pero la mente niega.

                                                                                                                                             Kritikosum

comentarios
  1. […] duda es el primer paso para adentrarse a una nueva realidad, véase Post: Una cárcel llamada duda https://knowthing.wordpress.com/2013/01/17/una-carcel-llamada-duda/) podríamos concluir que nunca podremos dejar de […]

Deja tu Respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s