El éxito, visto por otros

Publicado: diciembre 3, 2012 en Entrepreneurship, Liderazgo, Sociedad
Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

Éxito

Todos los que escribimos en Knowthing compartimos una característica, citada ya en algunos casos: Todos hemos estudiado Administración y Dirección de Empresas en la misma universidad y en la misma promoción. En nuestros años universitarios recordamos como hasta altas horas de la madrugada preparábamos casos empresariales, presentaciones, business cases, etc…

La mayoría de estos casos se basaban en el análisis y estudio de modelos empresariales y de gestión exitosa, algunos que me vienen a la memoria son: El Bulli, Wallmart, Zara, Apple o Microsoft. Asimismo, en el terreno particular, recuerdo algunos modelos de personas exitosas, véase Rafa Nadal, Amancio Ortega o Steve Jobs.

Todo el mundo, o prácticamente todos, conocen en mayor o menor profundidad el éxito de estas sociedades y de estas personas. Son estudiados en numerosas universidades de prestigio y analizados desde varias ópticas.

Como siempre, desde Knowthing, nos gusta poder tener una visión más crítica y recabar en aquellos aspectos y temas no tan “fáciles” y tan “oídos”. En este artículo, nos gustaría analizar el éxito desde otra perspectiva diferente, tomando como ejemplo el éxito de los siguientes 4 personajes:

  1. Miguel Ángel Revilla: Un hombre hecho a sí mismo. Creó su propio partido, con ideología e identidad propia. Recorrió toda Cantabria haciendo llegar su voz, siendo finalmente Presidente de Cantabria durante un largo periodo de tiempo. Entiende y entendió la política de un modo diferente, tal vez, en algunos casos de manera controvertida.  Situó Cantabria en el mapa ensalzando sus numerosas cualidades.
  2. Belén Esteban: Personaje surgido de un matrimonio fracasado, supo aprovechar lo que probablemente sea su única o de las pocas cualidades, su tirada mediática. Enganchó a la audiencia, siendo la gallina de los huevos de oro para la cadena televisiva en la que trabaja, obligando a cerrar programas de la competencia.
  3. Rafa Mora: Surgido de un programa de baja-media audiencia. Conocedor de su valía física y de un ego que escapaba de lo visto hasta al momento. Aprovechó su oportunidad para ser portada de las carpetas de las adolescentes y referente de los de su “tribu urbana”. Extrovertido y abierto alardea de sus propiedades, sus coches de lujo y su estilo de vida.
  4. José Montilla: Político, sin formación, sin estudios, con un escaso bagaje cultural, dificultad para hablar en público, escasas habilidades con el catalán y sin ningún tipo de carisma alguno. Fue Presidente de Catalunya. Actualmente, sigue gozando de cargo político como senador, con una pensión vitalicia y seguridad privada.  Los que lo conocen, dicen que “no vive mal”…

Tendremos más o menos simpatía por ellos, incluso a algunos de ellos odiaremos y nos darán rabia, pero todos ellos han triunfado y han sabido alcanzar el éxito, pero ¿Qué tienen en común todos ellos?

Todos, los cuatro, han tenido una oportunidad y han sabido aprovecharla de manera excelente. Son conocedores de sus virtudes y lo han sabido explotar. Pero más importante aún, han encontrado o se han encontrado con una necesidad de la sociedad que no estaba satisfecha y ellos la satisfacían. Ellos tenían lo que los demás querían y no han perecido en su explotación. Del mismo modo, que se reconocen los modelos empresariales de grandes sociedades, como las citadas, hay que reconocer también el éxito de estas personas.

No obstante, los modelos de éxito de estas personas suelen ser limitados en el tiempo, hecho que se podría simplificar con “la gente ya se ha cansado de ellos”. Suelen ser bastante repetitivos y una vez cubierta la necesidad de la que hablábamos pasan a ser modelos decadentes y obsoletos, y ya se sabe, de la gloria al fracaso hay un paso. Tan importante es saber gestionar el éxito como el declive, tanto de una persona como de una empresa.

Creo que este post puede ser visto y analizado desde varias perspectivas pero me gustaría recabar en una de ellas. Llegar al éxito puede parecer complicado, lo es, pero no es imposible. El mundo está lleno de casos de éxitos, también de fracasos. Pero el primer paso para llegar a la plenitud es encontrarse a uno mismo, saber qué es lo que hago bien, aquello en lo que soy bueno. El segundo es saber si en aquello que soy bueno, la sociedad está interesada. Visión interna y externa y al revés externa e interna. Pero eso sí, sólo triunfará aquel que quiera y lo intente. Si ellos pueden, yo también.

AAA

Deja tu Respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s