“Uno es para siempre responsable de lo que decide.”

Publicado: septiembre 6, 2012 en Política, Responsabilidad, Sociedad
Etiquetas:, , , , , ,

Son muchos los ejemplos de irresponsabilidad en este momento vital que todos vivimos. Pero mi cometido no es describir el suceso, sino tratar de descubrir pistas, que aunque de débil trazada nos ayuden a encontrar explicaciones. Uno siempre debe tratar de hallar explicaciones  porque  a pesar que nunca encontrará la correcta, siempre acometerá su verdadero sentido: apaciguar la mente.

Pero ¿qué es la responsabilidad?, ¿qué misterios esconde? Toda pregunta merece surcar siempre una respuesta y tras analizar múltiples definiciones me quedo con la kantiana: “La responsabilidad es la virtud individual de concebir libre y conscientemente los máximos actos posibles universalizables de nuestra conducta.” Asustarse ante la magnitud de la definición es humano, pero más humano es humanizar la definición. Sentirse responsables de algo es el único camino para disfrutar de la gloria. Sin responsabilidad, no hay gozo, no hay satisfacción, no hay triunfo. Hasta aquí parecía que el discurso podía tomar aires demasiado abstractos, pero con el triunfo a todos nos gusta cruzar el umbral de lo tangible. La responsabilidad es la potencia de todo triunfo. El mayor triunfo de Guardiola fue la responsabilidad del timonel, el no esconderse nunca, el disfrutar de sus decisiones. Y la responsabilidad también te puede hacer llorar, aunque sólo sea epistolarmente  como cuando Einstein vislumbró que su teoría de fusión del átomo había desencadenado  las explosiones atómicas en el país nipón.

Pero ¿dónde está hoy la responsabilidad? ¿Dónde? La he buscado en la sabana africana, en el Congreso de los Diputados, en los controles antidoping, en el Consejo de Administración de Bankia, en el plató de Telecinco; y no la encuentro, tristemente no la encuentro. De pequeño me habían dicho que “no hay nada más bonito que algo que tú has hecho”. La naturaleza,  siempre altivamente màgica, no se esconde de sus obras.  Hay momentos que la responsabilidad es ineludible: el hielo congela, un bebé siempre nace de su madre, y es imposible reír y sentirse uno mal.

Así pues, si la naturaleza no teme esconderlo, ¿por qué el ser humano de hoy día, en su inagotable afán de gloria, sí? A mi entender no hay ningún proceso reflexivo que ocurra porqué sí. La falta de responsabilidad de hoy es fruto de una laxitud moral en el sistema. El ser humano debe exigir la responsabilidad en cualquier acción y decisión (pública o privada) directamente proporcional a la magnitud de ella. Qué nadie quede impune de responsabilidad, como ningún éxito debe olvidar a sus responsables.

Este Post es un llamamiento a la responsabilidad. Un llamamiento para recuperar ese sentido libre y consciente de responsabilizarse de todo lo que pensamos, hacemos y deseamos. La responsabilidad nos llevará constantemente a la inseguridad, pero sólo ella nos llevará al verdadero triunfo. Señoras, señores, ¿qué tal si empezamos y nos responsabilizamos del futuro?

Kritikosum

comentarios
  1. Cristina dice:

    Hoy en día parece como si interesase potenciar la irresponsabilidad a toda costa sin importar las consecuencias negativas que ello comporte de cara a un futuro. Dichas consecuencias solo pueden ser negativas para lo sociedad desde un punto de vista ético, no obstante, desde un punto de vista económico alguien podría ver lo positivo que se puede derivar de nuestra irresponsabilidad, teniendo en cuenta el lucro económico que pudieran conseguir con ello. Como bien es sabido, sin el consumo irresponsable y desmesurado por parte de muchos de nosotros quizás unas cuantas empresas no existirían hoy por hoy…

    Creo que estamos en un círculo del que debemos salir y solo podremos salir si promovemos como bien se dice en este “post”, un llamamiento para recuperar un sentido libre y consciente de responsabilizarse de todo lo que pensamos. Solo si TODOS promovemos la responsabilidad podremos empezar a crear una futura sociedad con verdaderos valores, lo cual conllevará largo tiempo y esfuerzo.

    Se podrían dar varios ejemplos que resultan ser puras muestras de irresponsabilidad por parte de gobiernos estatales y autonómicos, administraciones locales, administración de Justicia, entidades financieras y ciudadanos corrientes. Es necesario reiterar que no solamente importa que las decisiones responsables sean tomadas por quienes tienen en sus manos el poder de decidir el rumbo de la sociedad con sus actos, lo que realmente importa es que la responsabilidad resida en todos y cada uno de nosotros en diferentes ámbitos cotidianos de nuestra vida, solo así crearemos valores. Lo importante está en los pequeños gestos que sumados consiguen hacerse grandes.

  2. Xavier Tibau dice:

    Estic d’acord en el què dius.
    Però crec que ara ja toca ADEMÉS passar a l’acció.
    I em pregunto: què hem de fer perquè tanat irresponsabilitat i tants irresponsables declarats els possem al seu lloc?
    Hem entrat a un tunel molt fosc i diuent que gran. Com que és fosc no sé quan gran és. Però per poder sortint-ne hem de neutralitzar i acabar i tancar als irresponsables i crec que sabem de qui parlem (a tots els àmbits inivells estan però s’ha de començar per dalt).
    Sort en aquest viatje ¡¡¡¡

Deja tu Respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s